Bienvenidos...

Hola queridos lectores, como info general, les comento q este blog estará dedicado a la publicación de la novela de mi autoría, El Color Escarlata.. También iré publicando una q otra cosita q escriba fuera de la novela, como frases, vivencias, poemas y todo lo q salga de mi inspiración..
Ya se irán dando todas estas cosas poco a poco.
Solo voy a mostrarles lo q hay en mi cabeza a través de palabras.
Espero q les guste...

Besos. Joha

PERSONAJES; EL COLOR ESCARLATA

29 junio 2009

Más Premios...

PREMIO BLOG VAMPÍRICO


Condiciones "de pase":
1.- Deberán colocar quién se los entregó, y entregárselo a 3 blogs vampíricos.
Este premio me lo ha otorgado Marisol, del blog http://inmortalblackrose.blogspot.com/ pues, muxas, pero Muxas Gracias Marisol..!!! Me ha encantado el premio y me contenta muxo q hayas pensado en mí. Muxos Besos Nena!!
2.-Deberán poner las 3 cosas que más les gusten (no importa género)
-Tres cosas que me gusten: leer muxo, escribir mis loqueras y pues conocer sitios nuevos (viajarrrr)
3.-Deberán poner sus tres libros favoritos (vampi.!)
-Tres Libros favoritos: Quisiera decir q todos los q me he leído, pero como tengo q escoger solo tres, estos serían: Crepúsculo (debo decir q de esta saga el q menos me gustó fue Amanecer), El beso de Medianoche (Lara Adrián), Evermore (Alyson Noel; no sé si este último entra como vampírico, pero lo cierto es q me ha encantado)
Y los 3 blogs ganadores son:
Gaby http://marcadesangre.blogspot.com/
Karito http://insouciant-secret.blogspot.com/
Caritho http://carithomaniia.blogspot.com/
A mi amiga Estrella Negra (Amiga, sé q aún no tienes blog pero oí x ahí q piensas abrir uno; si lo haces, aquí está tu primer premio peke, xq sabes q me encantaaaa ese Fanfic tuyo de Adicción.. Está realmente bueno y te lo mereces^^)






PREMIO PRINCESS


Gracias a Karito, Gaby y

Bases para este premio:

1. Agradecer al blog que te lo otorgó.
Pues muchas gracias a las tres nenas hermosísimas q me han otorgado este premio… Se han pasado xicas dándome tantos premios.. Las quiero muxo y bueno, a Xochi q la estoy conociendo, pero ya con el tiempo haremos buena amistad, verdad linda?.. Gaby, mi amiguísima bella; y Karito, mi peke hermosa.. Gracias a las tres x tomarse el tiempo para leer lo poco q llevo escrito aquí, son unos soles^^!! Y demás está decirles lo buenas escritoras q son y q frecuento sus blogs..

2. Decir un autor que te encante.
Definitivamente Edgar Allan Poe, también Mario Puzo, John Katzenbach, Alyson Noel, Lara Adrián y así podría nombrar una larga lista… Pero el puesto n°1 es para E.A.Poe

3. Nombrar a un autor que nunca leerías
Pues, primero debo leer algo para saber si me gusta o no.. No me dejo llevar x malas recomendaciones, xq a la final, para mí puede resultar ser muy buena, así q la libertad de opinión es válida, no??

4. Tu libro favorito.
Cuentos de Horror – Edgar Allan Poe (El súper favorito^^); El Perfume – Patrick Süskind; El Psicoanalista – John Katzenbach; El lobo estepario – Hermann Hesse; y bueno… pare de contar, xq la lista es hiper larga

5. Algo que te entusiasme.
Te digo q lo q mas puede entusiasmarme en esta vida son los pequeños detalles; por ej: una sonrisa, una caricia, un paisaje, un atardecer, un amanecer, una fotografía, los niños, una mascota, un buen libro, una buena película, definitivamente El Mar!! Todas esas pequeñas cosas, q para algunas personas son insignificantes; para mi terminan siendo cosas o momentos únicos e inigualables!!

6. Algo que odies.
Hay muchas cosas q detesto de la vida, sobre todo muchas actitudes de la gente, pero como yo no soy Dios para juzgar a nadie y cada quien es dueño de su vida y de sus acciones… Lo q más odio en esta vida es el no valorarme a mí misma.

7. Otorgar el premio a seis blog, pero diciendo el porqué (se puede repetir y también vale entregarselo a quien lo otorgó).
Marisol http://inmortalblackrose.blogspot.com/
Dana http://shadowsidebydana.blogspot.com/
Arae http://arae-recopilaciones.blogspot.com/
Jessie http://thedarkcave-jessie.blogspot.com/
Jade http://littledreams-jeei.blogspot.com/
Briana http://imaginoalgoquenoexiste.blogspot.com/
Alexa Cullen http://letrasdemedianoche.blogspot.com/

Bueno, a Marisol, Dana y Jessie, les doy el premio xq sus blogs son geniales, ya q uds se encargan de hacer una labor súper hermosa como es el difundir información útil para la comunidad web, hacen traducciones de libros q buscamos como locas (je,je) y son comunicativos, excelente trabajo!!
A Jade, Arae, Briana y Alexa; bueno chicas.. Sus historias son fantásticas y muyy originales; Alexa escribe un fanfic, pero para mí es súper válido.. es tu punto de vista, es tu opinión y es un género q a muxos les gusta leer.. Todas lo hacen estupendo y de verdad agradezco q compartan sus bellas historias con todas(os) nosotras(os).

P.D: Gracias nuevamente a las chicas q me otorgaron estos maravillosos premios y espero q sea del agrado de las nenas a las q se los cedo.. Muchooossss Besooosssss a todaaassss!!!

18 junio 2009

¿Por qué el amor duele?

Espero que no les moleste que publique esta entrada... Es solo una pequeña reflexión que escribí y quise compartir con ustedes.




¿Por qué amar duele tanto?
No es como que te pueda causar un daño físico, real o tangible; pero en el interior duele, en el alma duele... Es que inclusive, cuando no amas, aún así sigue doliendo. ¿Que por qué? Pues te digo que duele, porque aun así tienes la necesidad de expresarte; expresar tus emociones, tus sentimientos, cuando algo duele o simplemente porque eres feliz… Es por la necesidad de compañía de alguien de tu confianza que solo esté ahí; demostrándote algo de lealtad solo por estar a tu lado. Un compañero o compañera que nos haga sentir especiales, queridos. Que no necesite decir que te ama para que tú lo sepas y que a veces solo una mirada baste para que tú lo entiendas. Solamente que esté ahí, por ti; por lo que eres. Pero “lo más, más, más importante, es que esto sea mutuo”. No es más importante que esa persona se sienta así por ti; es que tú puedas sentirte de la misma manera por él/ella. Lo digo por experiencia.


Es difícil tratar de descifrar el comportamiento de algunas personas, sobre todo cuando un día crees que lo eres todo para una persona; o viceversa, sientes que alguien lo es todo para ti y luego, puff! No sabes qué sucedió, pero el… “amor”; se ha evaporado. Es entonces cuando caes en cuenta de que las cosas no iban tan bien en tu vida sentimental y todo se ha ido a la mier… Bueno, que puedo decir, ahí es cuando realmente duele. Y empiezas a pensar en cómo pudieron haber sido las cosas si… En el tiempo que has perdido en… En la amistad que resultó yéndose a la mismísima porra.

Algunas personas llegan a conocer a ese alguien especial de una, y pues resulta… ¡la historia de cuentos de hadas! (no tan perfecto por supuesto, nada es perfecto, pero se puede decir que hay un sentimiento sincero y entra en juego la fidelidad); en cambio hay otras personas que viven la vida tropezando varias veces, probando a ver donde conseguimos algo genuino, verídico, algo intenso y con quien querer compartir cada momento de existencia. Buscando apoyo y comprensión, buscando a tu otra mitad, esa mitad que encaja perfectamente con lo que es tu ser, o sea, hablaríamos de un complemento.

A veces las personas cometen el error de creer que una amistad puede ocupar ese lugar en tu vida. Se puede dar el caso, sí, créeme que puede pasar; que dos personas unidas por una gran amistad resulten ser el complemento perfecto el uno del otro. Pero a veces, solo por puro egoísmo, solo por pensar en ti mismo primero y no medir las consecuencias o los estragos que puedas causar con tus actos en la vida de otra persona; actuamos deliberadamente y nos empujamos a navegar en un mar terriblemente revuelto, donde nosotros mismos podríamos resultar ahogados. Entonces es aquí donde terminamos nosotros jodiendo a nuestro gran amigo o amiga, la amistad que nos unía por años, o… terminamos siendo nosotros mismos los que terminemos jodidos en todo el maldito asunto. Ahh… (se me escapa un suspiro), que puedo decir… Ya he navegado en estas aguas y no una, sino dos veces. Pero si, a veces también podemos confundir una pasión de sábanas con otra cosa, y nuestros sentimientos terminan siendo un completo ocho; y en este mismo acto se ven implicados los sentimientos del otro(a) y pues va… ¡Sorpresa! Ahí llega nuestra catástrofe.

A veces amamos a alguien tan desesperadamente que caemos en el error de la obsesión. No medimos nuestros impulsos, y somos capaces de llevarnos al mundo por delante sin importarnos la catástrofe que dejamos a nuestro rastro solo para estar con la persona amada; pero de verdad… ¿es eso amor? A mí me suena más como a enfermedad. Por qué llegar al extremo de la celopatía cuando todos somos libres de vivir una vida propia, como mejor nos parezca. ¿Se supone que estar en una relación donde no hay confianza es lo mejor que le pueda pasar a tu vida? pues yo no lo creo. Así que lo mejor es vivir la vida como nos toque, tratando cada día de hacernos más felices a nosotros mismos; ya que nuestra propia felicidad no depende de otra persona pues, aunque a veces haga falta, lo mejor es refugiarse en los amigos, en los hobbies, y en los pequeños detalles que la vida nos regala día con día. Sé que el mundo está un poco sucio y corrupto; contaminado de algo peor que una influenza… Es algo más de sociedad, de egoísmo, odios y autodestrucción; pero a pesar de eso, creo que aún hay cosas que valen la pena por qué vivir y a mí, la vida sigue regalándome detalles que me quitan el aliento. Solo espero que a ustedes también.

“Aún así, a pesar de la adversidad, ¡no hay nada como estar enamorado! Así el amor duela en lo más profundo de tu alma.”
Besos enormes… Atte. Joha.

17 junio 2009

Gracias x los Premios!! (Disculpen el retraso^^)

"PREMIO CREATIVIDAD LITERARIA"

Reglas:

1. Agradecer a la persona que te lo esta otorgando y colgarlo en tu blog
2. Otorgar el premio a 4 Blogs
3. Explicar el porque se lo otorgas

Primero que nada agradezco a mi amiga Gaby por darme este premio; de verdad que tienes una historia fascinante amiga y me encanta leerte, ademas de que haces maravillas con tus diseños y me has demostrado amistad sincera y solidaridad en todo momento.. Eres un SOL nena, Besotes!!

Este premio lo otorgo a los sgtes blogs:

Dawn http://saga-submundo.blogspot.com/ Estas escribiendo una historia súper original que nos tiene embobadas a todas, jeje, te deseo el mayor de los éxitos con su publicación!!

CAW http://demonio-o-angel.blogspot.com/ Excelente historia también.. Muxa creatividad x parte de este chico.. Muchos éxitos Chris!!

MK http://sientateyleeunpoco.blogspot.com/ Otra excelente historia original.. Amo tu historia amiga, aunk momentaneamente esté detenida, seguiré esperando x ella xq bien q vale la pena^^

Gaby http://www.marcadesangre.blogspot.com/ Wow, nena, no se si esté permitido, pero te devuelvo el premio xq lo vale, me encanta lo q escribes, xq dentro de ser sobre el mismo género, tu historia ha sido distinta en varios aspectos y está súper genial, así como tú.. Te quiero, besos y mxas grax x el premio!!^^

"PREMIO DUCADO"

Nuevamente debo agradecer a Gaby x este premio... Te pasas amiga!!




Los deberes del Ducado de Mardelebb son los que se citan a continuación:
1.- Agradecer a quien te lo otorgó
2.- Subirlo a tu blog
3.- Responder a cada una de las preguntas, sólo son cinco respuestas el orden no importa.

5 PELÍCULAS QUE ADORAS
1.- Entrevista con el Vampiro
2.- Amelie
3.- El curioso caso de Benjamin Button
4.- The Holiday
5.- La venganza del conde de Montecristo(amé a Jim Caviezel en esa peli^^)

5 CANCIONES QUE TE ENLOQUECEN
1.- Todas las de Maseratti 2 lts.(estos carajos son lo máx)
2.- Time is running out - Muse
3.- Mi soledad y yo - Alejandro Sanz
4.- Just Dance - Lady Gaga
5.- Home - Chris Daughtry

5 LIBROS QUE AMAS
1.- El Psicoanalista
2.-El perfume
3.-Crepúsculo
4.-El beso de medianoche
5.-The Host

5 AUTORAS DE NOVELAS PREDILECTAS
1.- Stephanie Meyer
2.- Alyson Noel
3.- Claudia Gray
4.- Lara Adrián
5.- Meg Cabot

5 BLOGS FAVORITOS(pueden ser los mismos a los que les otorgues el premio)
1.-Purple Rose
2.-Paseate por mi blog(Felipoween)
3.- Sueños Rotos
4.- Submundo
5.- Marca de sangre
(En algún momento mi blog favorito fue el de Barbie Norteña: Novelas Románticas Vampíricas y debo decir q mi lista no se resume solo a 5, en realidad tengo varios favoritos^^)

Otorgar el premio a 5 Blogs (Se vale rebotarlo a quien te lo envió)
1.- Felipoween ( http://felipoween.blogspot.com/ y http://felipoween-paseatepormiblog.blogspot.com/ )
2.- Briana http://imaginoalgoquenoexiste.blogspot.com/
3.- Analieta http://analieta.blogspot.com/
4.- Karito http://insouciant-secret.blogspot.com/
5.- Dana http://shadowsidebydana.blogspot.com/

Avisar a los blogs premiados , nombrándole con el título de Duque o Duquesa según corresponda al administrador (es-as) del Blog.


"PREMIO ANGEL"
Gracias nuevamente a mi amiga Gaby por este hermoso premio^^ besitos nena!!



Este premio es para:
-Jessie http://thedarkcave-jessie.blogspot.com/
-Jade http://littledreams-jeei.blogspot.com/
-Hanna http://elmundodehanna.blogspot.com/
-Greys http://el-mundo-de-greys.blogspot.com/
-Solcis http://legado-shader.blogspot.com/
-Fati http://laisladelauma.blogspot.com/
-Laura http://vampireprincess-laura.blogspot.com/



SERIE DE PREMIOS

Muchísimas Gracias a Greys, Solcis, Karito, y Dana x todos estos premios.. Han sido muy lindas y amables conmigo.. Besos mis nenas!! XoXo



"PREMIO CORAZÓN QUE LATE"




"PREMIO PEDAGOGIA"



"PREMIO VIOLETA"



"PREMIO EDWARD"



"PREMIO MARIPOSA"



"PREMIO AMIGUETA"

Los premios son para:
-Gaby http://www.marcadesangre.blogspot.com/
"Espero q tod@s disfruten de sus premios" Besos y cariños..
Atte, Joha.



14 junio 2009

Capítulo 4: Deseo. Confusión. Dolor

Me quedé parada allí durante un largo minuto, vacilante. No sabía si era lo mejor que podía hacer en ese momento, pero aún me sentía desorientada por lo que había pasado antes. A lo mejor, después de todo, su compañía no fuera tan mala y por muy perturbada que yo estuviera, seguía queriendo algunas respuestas. A lo mejor conseguiría alguna, o ninguna; pero al menos debía intentarlo.

Sujeté bien el bolso que traía a mi espalda y me subí en la intimidante, pero no menos impresionante, moto roja.

Arrancamos a toda velocidad atravesando la ciudad de Richmond, y debo confesar que yo siempre había sentido una fobia increíble por las motos; sobre todo por eso había dudado al principio en subir. Pero en ese instante, ya sintiéndome eufórica por la velocidad y la brisa que revolvía mis cabellos rojizos, encontré la experiencia muy parecida a como montar en la montaña rusa. Era realmente divertido entonces.

Mis piernas desnudas percibían con fuerza aquella corriente de aire que me heló hasta los huesos. Aún llevaba puesto los shorts y la sudadera del uniforme de gimnasia, “es que ni siquiera pensé en cambiarme”, me dije a mi misma con sensatez; pero ahora que estaba aquí no podía permitirme desviar mi mente a aquellos pensamientos absurdos sobre mi vestimenta. Tan solo quería dejarme llevar, relajarme y calmar un poco mis nervios.

Me aferré con ambas manos a su torso, que en ese momento estaba ajustado dentro de una chaqueta de cuero negro con dos franjas rojas dibujadas horizontalmente; le quedaba de muerte. Pensé en su cuerpo; ese cuerpo tan bien definido… Me reí. Esa chaqueta hacía que sus músculos de la espalda se acentuaran bastante, definiendo muy bien su figura. No era demasiado fornido, pero me amoldé perfectamente a su silueta; pegando mi pecho a su espalda, mi mejilla al cuero de su chaqueta. Me rozó la mano suavemente con sus dedos por un instante y sentí como mi cuerpo se tensaba en un segundo. ¿Cómo descuidaba el manubrio de esa manera para hacerme una caricia; estaba loco?

Sentí su espalda vibrar con fuerza; supuse que se estaba riendo de mi reacción. De pronto, ya no sentí más sus fríos dedos sobre los míos. Cerré los ojos y me dejé llevar. Pensé en que él no era tan malo después de todo.

La fría corriente de aire revolvía mis finos cabellos haciendo que estos azotaran contra mi rostro. Tenía frío, pero me gustaba esta sensación. Abrí los ojos lentamente para descubrir que nos alejábamos de la ciudad. ¿A dónde me llevaría? Me pregunté, empezando a sentirme un poco ansiosa.

A la final terminamos yendo a un sitio no muy lejos de la ciudad, pero tampoco tan cercano. Era un lugar muy hermoso debo decir, también debo confesar que durante todo el tiempo que yo tenía viviendo aquí, nunca había estado en este sitio antes.

Swift Creek Reservoir era la reserva de agua para consumo del condado de Chesterfield, y quedaba un poco apartado de la ciudad de Richmond. El sitio era precioso. Un inmenso lago con hermosas vistas por doquier, varios miradores y mucho follaje; donde, por aproximarse el otoño, empezaban a notarse los tonos rojizos, verdes y ocres a sus alrededores. Me había enamorado de este lugar.

Aparcamos la motocicleta en uno de los miradores, desde donde se observaba la majestuosa inmensidad de agua. Bajé rápidamente del vehículo dos ruedas para sostenerme en mis piernas, pero me encontraba temblando de pies a cabeza. Nikolái extendió amablemente su brazo hacia mi agazapado cuerpo, y en él ya descasaba su chaqueta negra, dejando su pecho cubierto por una fina camisa de cuello color gris pálido.

–Perdona por no pensar en ti antes, bonita-dijo bonachonamente. Tomé el abrigo que me ofrecía y me lo puse sin reparos aún tiritando por el frío. Se acerco a mí hábilmente y me rodeó con sus fuertes brazos; no dije ni una sola palabra, pero mi expresión era perpleja. Aún así, con los ojos abiertos como platos por la sorpresa, debo confesar que sentí comodidad estando apretujada contra su pecho, se sentía confortable aquel abrazo.

Por alguna extraña razón mi baja temperatura corporal no cedió del todo; sentía más frío ante ese abrazo y no pude evitar un estremecimiento. Repentinamente empecé a sentirme distinta, de una manera extraña y hasta reaccionaba de manera diferente. Cerré los ojos lentamente pero sintiendo un gran peso en los párpados; como si mis párpados estuvieran realmente cansados, y comencé a sentirme más relajada entre sus brazos, no podía evitarlo. Me di cuenta de que el frío que sentía ya no era relevante en ese momento. Realmente ya no importaba si tenía frío o calor; era como si él pudiera de alguna manera controlar mis sensaciones. Ya no le temía a Nikolái Kozlov, pero en ese momento quería encararlo y por algún motivo, no podía hacerlo.

¿Era esto alguna clase de magia; alguna clase de hechizo que me estaba haciendo?, Lo que si tenía muy claro en mi interior es que a pesar de que el extraño acontecimiento que ocurría en este momento no era por voluntad propia, debo decir que tampoco me molestaba; en lo más mínimo. Bueno, tampoco es que lograra pensar con claridad, y por lo visto, ya no era dueña de mis propios actos; así que mi cuerpo seguía sin reaccionar y éste continuaba inerte entre los brazos de aquel ángel demoniaco.

En lo que dura un abrir y cerrar de ojos, una de sus manos ya se encontraba rozando mi mejilla con extremada ternura, y poco a poco fue deslizándola en una leve caricia hasta llegar a mi cuello, apartando mis cabellos con sutileza. Acercó su rostro hacia el sitio que acababa de ser expuesto y sentí sus fríos labios posándose sobre la piel desnuda bajo el lóbulo. Era tan delicado en el acto, tan sutil, tan íntimo; que ya no pensaba en nada más. Solo éramos él y yo, en ese oportuno momento. Con el mismo gesto de ternura empezó un lento descenso hacia la base de mi garganta, acariciándome el cuello con la punta de su nariz. Lo oí suspirar varias veces durante el proceso; estaba extasiado, lo sabía, lo sentía. No pude evitar un gemido de placer por el delicado roce. Estaba hipnotizada y consciente de que en cualquier momento podía entregarme a él sin ningún reparo.

Nikolái me sacó de mis ensoñaciones cuando susurró en mi oído en su voz más ronca e increíblemente seductora-¿Qué pasaría si…?-. Dejó la pregunta en el aire.

Fue como si de pronto reaccionara al trance en que me encontraba. Lo empujé fuertemente deshaciendo su abrazo y alejándome lo más que pude de él. ¿A qué se refería con esa pregunta? No lo sabía, y realmente ya que me encontraba “a salvo” por decirlo de alguna manera, no quería averiguarlo.

A pesar de lo que acababa de suceder entre los dos, seguía sin tenerle miedo; pero no por eso los finos vellos de mi piel habían dejado de erizarse, y tampoco dejaba de preguntarme qué demonios había sido todo aquello. Es que acaso… ¿Había estado a un paso de acostarme con Nikolái aquí, en el medio de la nada? ¿Con Nikolái? ¡Vamos! Esto no me puede estar sucediendo. Yo no iba a ceder tan fácilmente por una caricia. Y no quería tampoco, de verdad. El podía ser todo lo que una mujer deseara de un hombre físicamente, pero a pesar de ser el ángel más bello, mis sentimientos no podían estar más claros. Quizás mi cuerpo reaccionara ante su roce, pero no mi alma. Por qué estaba sucediéndome esto con Nikolái, cuando en lo más profundo de mi ser deseaba que sucediera con otra persona. Aunque bueno, si hubiese sido el caso, no es como si con Alexandr las cosas fuesen a llegar más lejos de lo que sucedió aquí. ¡Vamos!, si ni siquiera lo he saludado la primera vez.

-¿Cómo…lo…hiciste?-demandé aún estando un poco confusa.

-¿Me preguntas que cómo logre seducirte?-dijo enarcando una ceja, con su voz aterciopelada. –Vamos cariño, tengo mis propias tácticas de seducción; y son bastante eficaces debo decirte-Se carcajeo sonoramente. A veces era realmente insoportable. Odioso, engreído, molesto, patán. En ese momento quise abofetearle con todas mis fuerzas; pero no podía ser tan estúpida. Si a él en un ataque de rabia le provocaba dejarme tirada aquí, en medio del bosque y bien apartado de la ciudad; déjame decirte que nada lo detendría.

-Vayamos a caminar-dijo él un poco más serio y cambiando el tema de manera drástica. Tiró fuertemente de su chaqueta que ahora cubría mi cuerpo. Prácticamente me arrastró a caminar a su lado; pero ya que estábamos en este sitio tan hermoso, debía aprovechar por lo menos el paisaje. Caminamos durante largo rato en silencio, admirando los alrededores y bordeando aquel majestuoso lago. El sol empezaba a despedirse del cielo esa tarde, dejando como rastro un montón de nubecitas moteadas con el color del ocaso; tonos naranjas y rojizos se fundían a esa hora con el cielo azul.

Nos sentamos en uno de los muelles que encontramos más cerca en ese momento; yo, atrayendo ambas piernas a mi pecho y rodeándolas con mis brazos, tratando de aplacar el frío que aún me invadía. Él con las piernas estilo indio, sentado junto a mí.

Me aclaré un poco la garganta antes de volver a hablarle. -Este sitio es hermoso; nunca había estado aquí antes, y eso que tengo dos años viviendo en la ciudad-reí sin ganas-y tú, ¿ya habías estado aquí?-supuse que la respuesta seria afirmativa; de qué otra manera me habría traído aquí sin conocer el lugar; y el había llegado aquí sin dificultades. -¿Por qué me trajiste a este lugar precisamente?

-Oye cálmate, no es como si quisiera violarte o algo por el estilo. Simplemente te vi un poco loca en el instituto y te traje a este sitio para que te despejaras. Pensé que era el lugar adecuado, ya sabes, como está retirado y es tranquilo por acá, pensé que iba a sentarte bien estar aquí-. Solo articulé un –gracias-a secas, porque a pesar del gesto, acababa de llamarme loca.

–En cuanto a lo otro, sí había venido antes. Vine la semana pasada con mis primos a pasar el rato-ambos empezábamos a relajarnos después de las tensiones que habíamos sentido, bueno, por lo menos por mi parte. El continuó diciendo-la verdad es que Antón quedó fascinado con el sitio. Dijo que si pudiéramos tener una casa en este lugar, sería realmente agradable poder vivir aquí-. Hizo una breve pausa y me dedicó una sonrisa picarona. –Antón es mi otro primo; el hermano mayor de Inessa y Alexandr; el único de la familia que aún no conoces-explicó luego de haber visto una interrogante en mi cara ante la mención de ese nombre. “¿El único de la familia…?”Pensé. “¿Y sus padres dónde estaban?”

-No sabía que tenían otro hermano-dije aún confundida, y pregunté-¿Qué edad tiene?

-Veintitrés, pero te puedo decir que no está disponible preciosa. Tiene pareja- esto último lo susurró en mi oído.

-¿Qué, está casado?- pregunté con curiosidad.
-Casado… como que se pueda decir casado legalmente; no. Pero se podría decir que sí-volvía otra vez con su humor pícaro.

-Hm… y su… novia-esposa, ¿vive con ustedes?-no sé si estaba siendo impertinente con mis preguntas, pero la curiosidad mató al gato. Me había dado cuenta de que Nikolái no era un chico bien dado a las preguntas, pero hasta que él no pusiera un punto y final a la conversación, no iba a desistir de hacer preguntas. Él se rió con fuerza antes de contestar.

-Su… novia-esposa si, vive con nosotros; y es una mujer increíblemente bella sabes-. Wow, ¿increíblemente bella? Yo no concebía, o aún no conocía a una mujer más bella que la propia Inessa Ivanova. Y él, me refiero, Antón Ivanov, debía ser un chico muy guapo también. En ese momento pensé en si todos las personas de Rusia tenían el atractivo físico de estos chicos; porque de ser así, yo iba a tener que irme a vivir a Moscú. Nikolái no controlaba una risa ahogada que me molestaba. No entendía por qué se reía tanto así de la nada, pero no lo soportaba. No soportaba que se burlara de mí de esa manera, porque sabía que eso era lo que estaba haciendo; se burlaba de mí. Odiaba que me manipularan como a un muñeco, pero más aun odiaba que fuera él quien lo hiciera, con sus burlas y su engreimiento. Me sacaba de quicio.

-¿Qué es tan chistoso? Podrías compartirlo conmigo y así reímos juntos, ¿no crees?-traté de sonar un poco sarcástica, para que notara que estaba molesta e incómoda por su actitud.

-Nada en especial Georgi; solo que todo lo referente a ti, parece un chiste-aún se carcajeaba. Ahora si estaba furiosa. Me levanté como pude, dándome media vuelta para irme, pero él ya se hallaba parado frente a mí sujetándome por el brazo. ¿Qué demonios? Cómo había logrado situarse tan rápido frente a mí. Qué raro resultaba todo esto; y el misterio continuaba…

-Georgina, disculpa si estoy siendo algo grosero contigo. Lamento molestarte de esta manera, pero esta es mi naturaleza, entiéndeme; simplemente no puedo evitar ser de esta manera-. Estaba tratando de excusarse, y le salió muy bien. Después de haber visto un rastro de arrepentimiento y agonía en su rostro, tal cual pasaba con Alexandr, no pude evitar sentir pena por él y relajé un poco mi mal humor y la rabia que me había estado consumiendo. –Lo siento-dijo finalmente.

-Podrías tratar de medir tus actos para la próxima-le aconsejé- si estuvieras tratando de conquistarme, créeme que con esa actitud jamás lograrías algo conmigo-dije con autosuficiencia y era la verdad. Por muy hermoso que fuera ese chico, con esos modalitos y esas actitudes no iba a llegar a ningún sitio. -Me hubiese gustado ver como conquistabas a tus antiguas novias, saber si te comportabas con ellas así como te has comportado conmigo en todo este tiempo.

-Georgina, jamás he tenido una relación amorosa ni con una mujer humana ni de ninguna otra especie. Me he relacionado con mujeres, si, pero solo en el aspecto físico-lo decía en serio, y hablaba tan normal del asunto, que de verdad me di cuenta de que no le importaba el hecho de no haber tenido nunca una novia. En cambio, estoy segura de que había conseguido tener varias amantes en su lecho, aún cuando solo era un chico. Pero como él no era cualquier chico; sino uno de los más apuestos que existía sobre la faz de la tierra; no habría sido difícil imaginar al ruso rubio rodeado por un harem de mujeres, y más aún si ejercía sobre ellas el mismo control que había tenido sobre mí esta misma tarde. -Ninguna mujer me ha hecho desearla tanto como para perder la cabeza por ella; no así como hacen otros-con estas últimas palabras desvió la vista hacia el horizonte y ahí se quedó pensativo, como una estatua. “Claro, que idiota soy”; con esos constantes viajes y mudanzas por todos esos países, que tiempo iba a tener de establecer una relación normal con alguien. ¡Tonta!

-Tampoco quiero conquistarte-me sacó la lengua juguetonamente-solo me caes bien-. Esas palabras hicieron que escociera un poco más en la llaga. Yo no estaba totalmente segura si de verdad me gustaba en algún sentido este muchacho de cabellos dorados, o si solo estaba confundida por la pequeña y extraña conexión que habíamos tenido esta tarde; pero les puedo asegurar que oírlo decir que él no quería conquistarme y que solo le caía bien, fue un golpe bajo para mí. Ya era la segunda vez en el día que me sentía rechazada, por decirlo de alguna manera.

Cabe acotar que yo soy una chica normal, pero a veces las chicas normales también somos sensibles y esas palabras habían logrado hacerme sentir peor es nada. “Qué patética soy” dije para mis adentros.

A la final Nikolái y yo caminamos de vuelta al aparcamiento y emprendimos nuestro viaje de vuelta a casa. El regreso fue igual de emocionante, solo que ya había caído la noche y la brisa estaba un poco más fría. Taciturna como estaba, recordaba todos y cada uno de los acontecimientos que me habían sucedido hoy. Lo que me había dicho Brittany de Alex, descubrir que posiblemente Alexandr también estaría en mi clase de teatro, más cerca de mí y que quizás el no lo quisiera así; lo que había pasado con Nikolái esta tarde… Eran muchas cosas para soportar por un día, pero lo que más añoraba en el mundo era llegar a mi casa y darme un largo baño con agua caliente.

Le devolví la chaqueta a su dueño antes de despedirme-Te veo mañana- dije a Nikolái a modo de despedida frente a mi casa. Él me guiñó un ojo y arrancó la estruendosa moto, alejándose calle abajo. Camine hasta la casa revolviendo mi bolso, buscando las llaves con que iba abrir la puerta; y cuando me disponía a hacerlo, un chirrido de frenos frente a la casa me interrumpió en el acto. Un lujoso carro negro estaba frenado frente a la casa, en el medio de la calle. Llevaba los vidrios abajo y unas notas de rock pesado salían desde adentro.

Desde el interior del vehículo, Alexandr Ivanov me devolvía la mirada más torturada que le hubiese visto desde la primera vez que lo vi. Una agonía que quería entender. Quise desesperadamente acercarme a él, pero sin embargo me había quedado congelada, de pie como una idiota. Ahí estuvo, mirándome desde el coche durante lo que fueron unos cinco segundos de tiempo, que para mí se tradujeron más o menos en una eternidad; y luego rompió el contacto visual para alejarse a toda velocidad en la misma dirección por donde se había ido su primo hacía solo un momento.

Dos lágrimas rodaron por mi cara sin poder evitarlo; estaba sufriendo por ese chico. Sentía una presión en mi pecho que no podía explicar, y estar lejos de él me hacía tremendamente desdichada. Su dolor se había convertido en el mío propio.

Entré a la casa como pude, con el alma por el piso. Martin me esperaba, evidentemente preocupado porque no le había avisado que no vendría directamente a casa después del insti. Me invitó a cenar después de explicarle con una mentirilla donde había estado durante la tarde; pero dado mi estado de ánimo, mi estomago lo que menos reclamaba era alguna clase de alimento. Me comentó que Brittany me había llamado unas veinte veces durante mi ausencia y había dejado como recado que le devolviera la llamada en cuanto regresase a casa. Pero tampoco estaba de ánimos para hablar con Brit ahora. Me despedí de Martin sin ánimos y él intuyó que algo no andaba bien conmigo pero gracias al cielo no preguntó. Me encerré en mi habitación y me fui directo a la bañera. Necesitaba un baño caliente, lo necesitaba con urgencia.

Estuve como una hora en el baño tratando de no pensar. Solo queriendo que mis músculos se libraran de la tensión a la cual estaban sometidos, y que mi cuerpo absorbiera un poco de la calidez del agua de la bañera.

Cuando estuve tumbada en mi cama, con el pijama puesto, no pude evitar recordar su mirada. Y lloré, lloré mucho. No lograba descifrar por completo lo que me ocurría con el más pequeño de los varones Ivanov, pero a quien me hubiese preguntado el por qué me sentía de aquella manera con respecto a ese chico, no hubiera podido contestarle con exactitud cuál era la razón. Lo que si sabía era que me estaba enamorando profundamente de un hombre al que no conocía, pero del que intuía que sus ojos me decían más que mil palabras.

10 junio 2009

Último Aviso!!

Ok, son las 20:19 horas en Venezuela, y les comento q encontré el blog en cuestión en el perfil de Cristy en el antes mencionado foro.. El blog es http://quieroaunvampiro.blogspot.com y debo, y estoy en la obligación de decir q jamás en mi vida habia estado en ese blog.. Y Cristy debo decir q cuando leí el primer capítulo de tu historia la primera vez, sentí como una bofetada en la cara, pero despues de haber leído tu historia como unas veinte veces, debo decir q la tuya y la mia, son completamente diferentes y q NUNCA te he plagiado... Por el contrario.. Encontré en tu historia una Brithany que en la mia es Brittany, y es un nombre tan común y tipico americano, y q en la mayoria de las historias se utiliza para llamar a la chica popular (bien sea en libros o peliculas), una Georgina, q no sé si en tu historia es la protagonista, pero en la mia si q lo es (¡vaya casualidad!, otro nombre típico americano), una historia de romance entre vampiros y humanos que se desarrolla en un instituto donde estudian adolescentes; chicos misteriosos y extranjeros que llegan repentinamente al insti (wow, q inimaginable... Me suena tanto a Twilight, Vampire Diaries, etc, etc, etc y otras tantas historias q escriben otras niñas x aquí), q mas... Una clase en específico; en tu caso geografía, en el mio biología.. Q mas te puedo decir?? Q es lo q realmente te he plagiado??

Creeme q, vuelvo y repito, jamás habia visitado tu blog sino hasta hoy, y de verdad si lo hubiese hecho no hubiese sido tan estúpida de poner en mi blog mi verdadero nombre, como autora de la obra, ni mi mail personal, ni nada x el estilo.. Hubiese hecho como muchos otros q se identifican con seudónimos.. En fin Cristy, quiero dejarte bien claro q "YO NO TE HE PLAGIADO", e invito a todas las personas q visitan este blog que se pasen por el blog de Cristy y saquen sus propias conclusiones.. Cualquier cosilla, por aquí estaré yo dando la cara, con la frente muy en alto porque no tengo nada q temer..

Cualquier cosa Cristy, te invito a ponerte en contacto conmigo para aclarar lo q quieras aclarar, mi mail de contacto es yoalatata@hotmail.com e igualmente me puedes agregar al msn, no me molesta.. Yo solo te puedo decir que tengo mi consciencia en paz..

Atte, Johaxy Bustillos

AVISO URGENTE!!!

Hola, a todas la personas que siguen mi blog quiero hacer una aclaratoriaaaa. Hace un momento he entrado a un conocidísimo foro al que acostumbro a entrar a charlar sobre libros y asuntos en general y me ha llegado un msj privado de una persona que se hace llamar en el Foro Cristy-194 que decia textualmente lo sigte:

"e visto tu blog y e leido la historia, es un poco descarado ya que esa misma istoria la empeze yo a escribir con unas amigas y a colgarla en nuestro blog antes de que tu lo hicieras, y no lo puedes negar. ya que la protagonista se llama igual, trata de lo mismo e incluso el primer capitulo tiene el mismo titulo. k descarada. espero k por lo menos rectifique, si no es asi, ya me encargare de k todos lo sepan.pd: hay pruebas k lo demuestran."

Cristy, te digo q yo si no lo voy a hacer privado niña, xq la vdd es q no he plagiado a nadie.. Por algo tengo bastante imaginación y pues déjame decirte q si tu historia y la mia se parecen.. No se si será casualidad o q se yo, pero jamás he estado en tu blog donde supuestamente escribes esa historia.. Espero de verdad q me des la dirección del blog en cuestión xq estoy ansiosa de leer lo q según tu yo te plagié.. y creo q mis lectores tambien querrán enterarse del supuesto plagio.. Espero las pruebas incriminatorias Cristy, JAJAJA!!

A las personas q me siguen, debo pedirles disculpa si les molesta que me haya rebajado y tomado una actitud un poco infantil, pero me molesta sobremanera que me acusen de algo q NO HICE.. En estos momentos de verdad, siento q me hierve la sangre..

Disculpen los inconvenientes causados Chic@s;
Atte, Johaxy Bustillos.

P.D.: Q quede bien claro que yo no voy a modificar mi historia en ningún sentido.. No voy a cambiar el nombre del primer capítulo, ni el nombre de la protagonista, ni voy a dejar de escribir la historia, q salió de mi cabeza y que en un principio la empecé a escribir así y no veo motivo alguno para modificarla..

07 junio 2009

Capítulo 3: Cacería

Aquel partido de Volley había sido divertido. Resultó ser que Inessa era mejor jugadora de lo que pensaba. Jamás lo hubiese creído; viendo a esa chica tan sofisticada y delicada haciendo un saque de balón tan rudo. Empezaba a sorprenderme de los talentos de esta chica.

Al finalizar el partido ella se había despedido diciendo de manera casual que nos volveríamos a ver.

Todo el rato que estuvimos hablando en aquella clase no me fijé del torbellino de comentarios que se formaban alrededor de la chica Ivanova. Pero resultaba imposible no hacer comentarios sobre ella, quien parecía una verdadera diosa del Olimpo; tal y como lo había imaginado. Se parecía bastante a Alexandr en los rasgos físicos. El color de ojos era idéntico, pero los de Inessa se asemejaban a los de un felino y su mirada era cauta, no tristona como la de su hermano. El cabello, igualmente negro, caía más abajo de los hombros; lacio, brillante. Su piel, como la porcelana, nívea. Tenía la nariz recta, haciendo una perfecta simetría con su rostro y sus pómulos; y sus labios… Supuse serían la envidia de muchas y el delirio de otros tantos. Ella era perfecta; una diosa, un ángel, parecía irreal. Y ella quería ser mi amiga.

Únicamente en apariencia física se parecían esos dos, porque a simple vista se notaba que sus personalidades eran muy distintas. Ella era todo lo opuesto a él.

Así transcurrieron dos semanas desde que había comenzado el décimo curso en Sullins College, y durante ese periodo me habían sucedido cosas que jamás imaginé me sucederían. Había conocido a tres extranjeros, bueno, a decir verdad debo decir dos (todavía no podía contar a Alexandr como conocido), que empezaban a cambiar mi vida de manera radical. Inessa se estaba haciendo muy cercana a mí y a mí me gustaba mucho compartir con aquella chica. Aunque no todo el tiempo coincidía con ella, a veces tenía que dividir mi tiempo para compartir algunos ratos con ella y otros ratos con Brit y mis otros amigos. Sé que a Brittany seguramente le costaría tiempo acostumbrarse a la presencia de Inessa en el instituto, y más aún a sabiendas de que ella era ahora mi amiga.

De algo si me fijaba. Inessa me trataba de manera diferente a como trataba a las demás personas, no sé por qué, pero yo era como su caso especial. Con los demás siempre era un poco mas formal y a veces tajante; sin embargo a mi me trataba como si fuera una niña pequeña que necesitaba algún tipo de protección. No sé porque me daba la impresión de que ella actuaba raro conmigo. Y así fueron pasando los días.

Sin embargo, las cosas con Alexandr no habían mejorado en nada durante este tiempo. Quería conocerlo, acercarme a él, hablarle; pero siempre sentía como si él pusiera una barrera entre nosotros dos. Su mirada a veces seguía confundiéndome; por un momento, a veces, me miraba como si estuviera reclamando mi atención, como si quisiera que llegara hasta él y lo rodeara con mis brazos para calmar su angustia. Y en otros momentos me daba a entender con su frialdad que no quería mi presencia rondando cerca de él. ¿A qué se debía esa angustia? Yo quería saberlo, necesitaba saberlo, ¡Pero ya! Simplemente esperaría a que llegara el momento adecuado para hacer mi jugada maestra.

Con Nikolái… Las cosas continuaban siendo iguales por una parte; Nikolái seguía aterrándome de cierta manera. Pero él y yo seguíamos siendo compañeros de laboratorio en biología y habíamos progresado como tales. La curiosidad me mataba y tenía que actuar con rapidez.

Estaba sentada junto a él en la única clase que teníamos juntos, juntos me refiero a sentados uno al lado del otro; porque había descubierto que también coincidíamos en Historia y en Química, pero en Biología realmente teníamos que compartir la misma mesa; ser compañeros.

Me arme de valor y me dirigí a él como quien no quiere la cosa, sacándole conversación de la manera más casual. -¿En cuántos países han vivido Nikolái?- pregunté cuando ya no soportaba la incertidumbre. Le pude haber hecho esa pregunta a Inessa, pero dado que el motivo de sus mudanzas había sido debido a su trabajo; ella solo me daría una respuesta basada en su perspectiva. Y yo realmente necesitaba comprender la otra cara de la moneda. Nikolái me mostró todos sus rectos y lustrosos dientes en una perfecta y amplia sonrisa. Parecía verdaderamente un ángel, lleno de luz, hermoso. Radiante; pero su actitud aún me inquietaba un poco. –Te sorprenderías al saber en cuantos países no hemos vivido preciosa. ¿De verdad quieres saberlo?

-Sí. Me gustaría saber-le dije firmemente. En ese momento no temía de él. La curiosidad podía más que cualquier otra cosa.

-Por donde empiezo… A ver… -dijo tocándose el labio inferior con el dedo; de una manera muy pensativa, pero increíblemente seductora-La historia es un poco larga Georgina, pero tarde o temprano acabarás sabiéndolo todo-él sentenció. ¿Qué quería decir con que tarde o temprano iba a acabar sabiéndolo? ¿Saber qué; de qué?

“¡Ahora!, quiero saberlo todo ahora mismo” pensé, como exigiéndole respuestas. Él me dedicó una mirada sobria y continuó. –Hemos vivido en Rusia, por supuesto, dado que nacimos allá; también estuvimos en Rumania, en Grecia, en Dinamarca, Italia, Francia, Turquía, Suiza; también en Sudáfrica, Kenia, Ahh…-suspiró. Hizo una breve pausa antes de continuar-los atardeceres en Kenia eran realmente asombrosos…-dijo esa última frase con un sentimiento, que casi me pongo también a dar suspiros. Estaba totalmente absorta en sus palabras. Él continuó hablando. –También vivimos en Tanzania, en Egipto, en Arabia Saudita, Tailandia, India, China, Japón e Indonesia. Ah, y lo olvidaba, últimamente que hemos vivido en el Reino Unido-dijo con una arrebatadora sonrisa-Interesante ¿No?

-Wow-dije, tratando de recuperar la cordura. Esto era increíble.-A la mier…-dejé la frase en el aire.-No puedo creer que hayan vivido en todos esos sitios y ¿en cuánto tiempo?

-El tiempo es lo de menos Georgi; siempre es suficiente-.

Una vez más, Nikolái me dedicaba esa sonrisa burlona. Le encantaba jugar conmigo; o es que acaso… ¿estaba flirteando conmigo? “Hey, hey, hey, así me llama Martin únicamente blandengue” pensé, pero no dije absolutamente nada. No quería romper la conexión que habíamos hecho finalmente en ese momento. Al fin lograba sentirme cómoda hablando con mi compañero de práctica después de haberme sentido tan extraña en su compañía durante varios días.

-¿Y sus padres han estado de acuerdo con esas constantes mudanzas?-pregunté- ¿Cómo ha sido su educación durante todo ese tiempo? ¿Desde cuándo comenzó todo eso?-formulé muchas preguntas a la vez, pero quería respuestas. Era asombroso, la cantidad de información que acababa de recibir. Era… sencillamente resultaba imposible para mí.

De repente, una última pregunta vino a mi mente. -¿Cuántos años tienes, Nikolái Kozlov?-.

-Acabo de cumplir diecisiete-dijo pícaramente. Y su picardía se extendió. –Cambiemos el tema ¿Si, Georgi? Estoy empezando a aburrirme de tantas preguntas-dijo en tono bonachón.

“Noooooo” pensé. No había siquiera comenzado a indagar y él ya quería dejarlo. “Que suerte la mía…” apunté en mis pensamientos. Él sonrió plácidamente. Qué de malo tenía que yo preguntara por algo que resultaba ser tan interesante, que sintiera curiosidad al respecto. Pero él realmente comenzaba a notarse aburrido y yo no quería fastidiarlo. Como último recurso, tendría que recurrir a Inessa. A lo mejor con ella las cosas serían distintas y podría obtener las respuestas a todas mis interrogantes.

El resto del rato estuvimos hablando de las cosas que realmente me habían designado a hablar con él. Estuve explicándole sobre el Baile de Navidad que se realizaba en el instituto con la finalidad de celebrar el inicio de la estación nevada; pero que el baile era solo para los alumnos de onceavo y doceavo curso. Nosotros aún estábamos en el décimo y la costumbre era una excursión durante la segunda semana de diciembre para los de ese curso. Este año iríamos a Canadá.

No podía esperar a que llegara ese momento. Quería ir con todas mis ganas, ya que por fin haría algo fuera de lo normal en los últimos dos años que tenia viviendo aquí; solo había un pequeño detalle que empañaba un poco mis ansias. Sabía de antemano que Brittany no iría, puesto que Matt estaba en onceavo curso y el tendría que ir al baile. En estas últimas dos semanas las cosas entre ellos volvían a ser como antes, incluso, como mucho antes de que ellos comenzaran a salir juntos. Él la estaba pretendiendo nuevamente como si fuera la primera vez y ella le coqueteaba. Así que él le había pedido que fuera su compañera de baile para la promoción junior y ella había aceptado; aunque todavía no volvían oficialmente a ser novios. A decir verdad, ella estaba dentro de todo un poco molesta porque iba a perderse de nuestra excursión de cinco días a Quebec.

Me había sentido un poco decepcionada al saber que Brit no iba con nosotros al paseo; tampoco Amber, ella iría al baile con Chase. De nuestro grupo, Solo Priscilla y Ashley iban seguro. Supuse que tal vez Inessa también se apuntaría, ya que Nikolái se mostraba tan entusiasmado al respecto. Tan solo tenía una incógnita… ¿Alexandr también iría?

Acabamos por terminar la aburridísima práctica sobre osmosis celular. Esta materia de verdad me revolvía el estómago. Nikolái se despidió de mí con un acto digno de un noble; con un beso en mi mano. No pude evitar estremecerme ante su gélido roce; sus dedos estaban helados, y su aliento era glacial cuando sus fríos labios se posaron gentilmente en el dorso mi mano,-ya empezaba a acostumbrarme a su presencia y a su a veces notoria galantería-pero al sentir su tacto, recordé las veces que había tenido un vago contacto con mi amiga rusa. Su tacto era igual de helado. Esta vez sentí curiosidad al respecto.

Nikolái salió a reunirse con su primo, que ya se encontraba de pie-se veía un poco impaciente-. Eran encantadores esos dos. Solo que Nikolái era realmente a veces un patán y Alexandr solo aparentaba serlo. Salieron afuera, se habían ido. Sabía que la actitud de Alexandr eran puras apariencias, porque no me cansaba de estudiar su comportamiento y estaba hipnotizada con su mirada; esa mirada que me decía que detrás de esa mascara de soberbia había solo un chico afligido, que detrás de toda la prepotencia se escondía un hombre que posiblemente había sido lastimado de algún modo. Ese era su escudo. Ya llegaría el momento para mí; solo tenía que tener un poco de paciencia.

Caminé hasta mi antigua mesa de Biología donde aún Brittany se encontraba ordenando algunos de sus libros en su bolso. Me paré frente a ella y le dirigí una sonrisa tímida, pero su semblante era muy serio. –Perdón por no contestar ayer tú llamada Brit; no estuve en casa toda la tarde y olvidé llevar el móvil conmigo. Sé que era importante para ti pero yo…-. Le dije tratando de que sonara como una clara disculpa.

-Lo olvidaste-. Dijo ella completando mi frase. –Descuida, igual no era gran cosa-finalizó con tono amargo. Aún estaba muy seria y evidentemente ella estaba molesta conmigo. Y tenía razón; yo lo había olvidado. Había olvidado que Brittany haría ayer su audición junto con el resto del equipo de porrismo frente al jurado y al comité de organización del evento, para la competencia estadal de porrismo. Luego, si clasificaban, quizás pudieran ir a las nacionales.

-No digas eso Brit. Sé que si era importante para ti que yo estuviera allí apoyándote-le dije en tono de reproche.

-¡Bah!-dijo e hizo un gesto con la mano-no te apures, igual lo han suspendido para el fin de semana que viene. Espero que esta vez no lo olvides-me dijo de forma irónica recalcando la última palabra.-Igual, cuéntame… ¿cómo te ha ido ayer con tu amiga, la famosa súper modelo?-. Brittany empezaba a sonar menos quisquillosa con respecto al tema Inessa.

Hey, igual yo iba a contárselo, pero había estado dándole vueltas a mi cabeza. Buscando la mejor manera de decírselo; pero ella ya lo sabía. ¿Cómo?

-Ehm… ¡Bien!, supongo. Solo la acompañe a una sesión de fotos. Es que me lo pidió muy insistentemente y no pude negarme-. Trataba de excusarme. Brittany se levantó y me hizo señas para que camináramos afuera. Su rostro había cambiado, supuse que me había perdonado ya.

-Tranquila, ya Alexandr me lo explicó todo. Me contó que el maquillador de su hermana se había enfermado y que ella estaba muy urgida de que alguien le ayudara con su imagen. Pero no te digo yo si esa chica no es caprichosa; maquillador personal…-dijo la última frase con un tonito de burla. Yo me uní a sus risas. – ¡Ja!, y decirte a ti para que le suplieras; ¡niña caprichosa!-. Reí. Quien hablaba de caprichos…

-Eh, oye Brit, ¿qué tal va tu relación con Alexandr; sigue cayéndote de la patada?- pregunté un tanto curiosa. Quería indagar qué tal iba su relación como compañeros de clase.

-No, si supieras que ha mejorado mucho en este tiempo. Ahora hablamos, pero nunca de él. Siempre hace preguntas de mi vida y de mis amistades. Incluso me ha preguntado por ti-. Mi corazón bombeó con una fuerza indescriptible. Iba a salirse de mi pecho. Quería saber… -¿Sobre mí? ¿Qué ha preguntado sobre mí?-quise parecer extrañada, cuando en realidad tenía el corazón en un puño.

-No mucho, en realidad. Solo parecía vagamente interesado. Me preguntó desde cuándo éramos amigas y si tú vivías con tus padres, nada más-. Mis esperanzas se habían venido al piso. Eran preguntas generales sobre una persona; no estaba ni cercanamente interesado en mí. ¿Estaría interesado en mi amiga más bien? ¡Qué tortura!

–Ah, ahora que lo recuerdo… Ya han pasado dos semanas desde que comenzamos el insti ¿no?-dijo ella graciosamente. –Si-le dije ahora claramente desanimada.

-¿No se supone que hoy son las audiciones de tus clases de teatro?-peguntó Brittany. “cierto” pensé.

-¿No estás interesada en saber si hay alguien nuevo en tu clase?- preguntó ella con un interés impropio sobre mi curso de teatro. Me encogí de hombros. Ahora mismo nada mas importaba realmente.

Entré al resto de mis clases de la mañana sin esperar ningún acontecimiento interesante. Aún me sentía abatida. No había empezado a jugar mis cartas y ya me sentía derrotada. ¿Y si él no llegaba a interesarse nunca en mí? No es como si mi mundo se fuese a acabar por eso, pero me había costado muchísimo durante todo este tiempo sentirme tan atraída por alguien como lo hacía por Ivanov. Tan solo quería una oportunidad. Solo una para acercarme a él. Necesitaba comprobar por mí misma que no eran alucinaciones mías de que este chico realmente me gustaba. Me sentía atraída hacia él como un campo magnético; con una fuerza invisible que no lograba descifrar.

No, mi mundo no iba a acabarse, pero su rechazo iba a arder en las llagas más profundas de mi alma.

A la hora del almuerzo me dirigí al comedor a sentarme como siempre con los chicos, solo que esta vez notaba cierta tensión en el aire. Me percaté de que Ashley no se encontraba entre nosotros. No había puesto realmente atención a que no la había visto en toda la mañana. -Hey, ¿qué sucede con ustedes? ¿Dónde está Ash?-hice la pregunta de manera general. Todos bajaron la mirada. -¿Qué pasa?, alguien me lo puede decir, ¡por favor!-demandé. Mi mirada recorrió cada una de sus caras que denotaban tristeza, pero nadie abría la boca para pronunciar palabra.

Priscilla respondió, pero se notaba nerviosa.-Ehm, bueno… Ahm… Sucede que, esteee…-Era lo único que Priscilla decía y realmente no entendía nada.

-¿Ajá?-dije, aún esperando una respuesta. Qué demonios estaba ocurriendo aquí.

-Olvidé comentártelo esta mañana-Dijo Brittany interrumpiendo el absurdo balbuceo de Priscilla. Me dedicó una mirada que no supe interpretar; como tratando de excusarse sinceramente. Ella continuó. -Ahsley fue atacada ayer en la tarde-noche cuando regresaba a su casa luego de suspender lo de la audición de porrismo.

-¿Atacada?-mi voz sonaba alterada. -¿Por qué o qué? ¿Qué fue lo que le pasó? No me digas que abu…- hice una pausa media. -de ella-. Finalmente había puntualizado. Estaba en shock. Mi mirada fue descendiendo lentamente y pude sentir una opresión creciente en mi pecho. Ya imaginaba lo peor.

-No, no fue ese tipo de ataque afortunada o desafortunadamente. No sé qué era mejor o peor. Te explico-. Decía Mathew por lo bajito, solo para que escucháramos nosotros mismos. –afortunadamente unos vecinos la encontraron cerca de su casa. Estaba tirada en el suelo, inconsciente, en la base de un árbol; con la camisa desgarrada y manchada en sangre. Traía dos marcas en el cuello, cortes profundos, y lo peor del caso es que ella no recuerda absolutamente nada-. Priscilla se veía claramente consternada. Sollozaba silenciosamente.

Yo había quedado en shock, parecía algo increíble, inimaginable. Aquí nunca antes había sucedido algo así; por lo menos no desde que yo vivía en este lugar. Matthew me contó de manera general que la policía había empezado una serie de investigaciones a fin de determinar qué clase de animal había atacado a Ashley Allen. Ellos creían que había sido un animal. Una especie de bestia; quizás un gran perro o un lobo. Pero Matthew decía que la herida era tan precisa, que a la vez resultaba imposible que un animal salvaje resultara ser tan cuidadoso en dejar dos perfectas y diminutas marcas en el cuello de Ahsley. Ellos habían visto esto anoche cuando fueron a visitarla. Todo era muy sospechoso.

Dejamos el tema porque ya debíamos ir todos a clases. “Otra vez español” pensé cansadamente. Mi mente no dejaba de maquinar sobre lo que había oído en el almuerzo, sobre lo que había atacado a Ash y casi pudo haberle provocado la muerte. Me estremecí ante la idea.

Durante Educación Física mis ánimos vinieron en picada. En el juego de Volley, el balón cayó al menos unas tres veces sobre mi cabeza. Estaba atolondrada. Inessa trató de elevar mis ánimos, pero solo lograba dedicarle una media sonrisa forzada. Hubo un momento en el que ella desistió y me dejó quieta. Ya añoraba que acabara el día. Quería irme a casa.

Después del partido de Volley, me escabullí de Inessa. Sinceramente no tenía ganas de hablar con nadie en estos momentos. Me sentía muy triste. Recordé de pronto algo de lo que había hablado con Brit esta mañana. Hoy eran las audiciones para la extra académica de teatro. La curiosidad revolvió algo en mi interior.

Ya me encontraba andando hacia la entrada principal del instituto, lejos del Gimnasio. La verdad es que ni siquiera quería saber, simplemente tenía que caminar a algún lado y el tablón de anuncios fue lo único que se dibujó en mi cabeza. Me acerqué sin ánimos; realmente poco interesada en saber de la situación. La lista que habían puesto a inicios de clase para las audiciones seguía ahí, pero ya no estaba vacía. Habían cinco nombres escritos, nada realmente interesante. Probablemente tendría compañeros de obra nuevos este curso.

Mis pensamientos vagaron por un momento en las clases de teatro del curso anterior, en ese apasionante trabajo de actuación, el arte escénico; que me convertía en otra persona, que me trasladaba a un lugar seguro, lejos de mis propios problemas personales. Por un breve instante, me trasladé unos años atrás, a California. A las peleas, los gritos, a mi propio llanto. Una lágrima rodó por mi mejilla, y luego otra. No, ya no quería recordar eso. La actuación me había ayudado a olvidar; o por lo menos mantenía esos recuerdos aislados en una parte donde se suponen no podían volver a surgir. Sacudí la cabeza lentamente y limpié mis lágrimas con la mano. Pensé en otra cosa. ¿Qué obra haríamos este año? Me pregunté a mí misma. Me encantaba la actuación; meterme en la piel de un personaje cualquiera y poder cambiar mi mundo en un segundo. Lograr transmitir un mensaje a un público y sellar una conexión con ellos.

Miré por última vez el papel pegado en el tablón de anuncios y me di media vuelta, dispuesta a irme, cuando me di cuenta de lo que había ignorado. Abrí los ojos de par en par, tan grandes que pudieron haberse salido de sus cuencas. Mi respiración se hizo agitada, entrecortada y estaba totalmente paralizada. Cómo no lo había visto. Cómo lo había ignorado. Tenía que ser un truco, si, seguro era eso. Mi vista tenía que haberme fallado. Giré despacio en mis propios talones con una mano sobre mi pecho. Sentía que en cualquier momento iba a desvanecerme. Y ahí estaba. Un trazo delicado, delgado, fino, legible. En una letra diminuta estaba su nombre escrito en la cuarta línea del papel. Claramente se leía un:

Alexandr Ivanov.

Dejé atrás ese tablón de anuncios. Salí del instituto caminando desorientada, inestable. ¿Pero es que acaso no era eso lo que yo quería; tenerlo cerca, hablarle? Entonces, por qué estaba actuando en ese momento como una completa imbécil. ¡Qué confusión sentía en ese momento! Esta mañana hubiese estado feliz con la noticia, pero después de lo que me había contado Brittany, estaba más bien temerosa de afrontar esta situación. De encontrarme con él cara a cara.

Caminé hacia la salida del instituto, cabizbaja, con mi bolso en el hombro, dispuesta a marcharme. “Derrotada por mis fantasmas” pensé; cuando un fuerte ronroneo me hizo pegar un salto y el corazón me saltó del pecho.

Ahí, frente a mí, se hallaba una impresionante moto roja y el chico que la conducía me invitaba a subir junto a él. – ¿Te llevo?- Preguntó pícaramente.

06 junio 2009

Premio MEME!!!

Colgar el premio en tu blog.
1-Agradecer a la persona que te dio el premio.
2-Concederle el premio a 7 blogs y explicar por qué les das el premio.
3-Colgar los requisitos en tu blog para que las personas
a las que les concedas el premio los cumplan.
4-Dedicarle el premio a alguien.
5-Agradecer a todos aquellos que visitan y
siguen tu blog(se lo merecen ¿No crees?)
Analieta, Un millonazo de gracias por premiarme, eres un sol wapísima, Besasos!!

Este premio se lo dedico a todas las personas q de alguna forma u otra me animan a hacer esto, a publicar esta novela que comparto con todos uds y a seguir escribiendo.. Muchas gracias a mis amigas: Estrella, Magda, Gaby, q me han motivado full.. He llegado a hacer muy buena relación con uds.. Y bueno, a las otras chicas: Fati, Lau, Briana, Dana, la misma Analieta, Jade, Alishea(sorry si olvido a alguien).. Muchas gracias x su solidaridad!! Son todas unos soles!! Y a todas las personas q entran a mi blog y se toman un tiempito para leerme, aunque aún lleve muy poco de la historia; espero no decepcionarlos.. Muchas Gracias a todos!!!

Gaby, un beso nena.. Me has ayudado muchísimo y me he entretenido full hablando contigo amiga.. Recomiendo su historia http://www.marcadesangre.blogspot.com/

Magda, wow, ya eres mi súper amiga.. Lástima q estemos taaaan lejos, xq de vdd q si nos juntaramos, haríamos un duo dinámico, jejeje.. Recomiendo sus blogs http://sientateyleeunpoco.blogspot.com/ y http://quierotuguardaropas.blogspot.com/ (amo este blog^^)

Analieta, http://analieta.blogspot.com/ Te lo devuelvo chica, q lo disfrutes^^

Jade, http://littledreams-jeei.blogspot.com/ Me gusta tu historia nena.. Lo has hecho muy bien!!

Dana, http://shadowsidebydana.blogspot.com/ Estoy pagadísima en tu blog, ahora con Masquerade^^

Laura, http://elladooscuroyseductor.blogspot.com/ Porq igualmente estoy enganchada en su blog leyendo algunos libros!!

A las chicas de Team Crepúsculo Venezuela http://team-crepusculo-venezuela.blogspot.com/ Q no había entrado nunca en su blog, pero me gustó muxo y estan promocionando mi historia en un concurso!! Thanks!!



05 junio 2009

EL COLOR ESCARLATA


La infancia de Georgina Regis no fue muy feliz que digamos.
Constantes peleas en su hogar, una madre fría y despegada,
y un padre adicto. Ahora a sus dieciséis años Gina vive una
vida tranquila con su abuelo lejos de todo aquel caos.
Lo que ella nunca imaginó fue que su tranquilidad iba a durar
tan poco tiempo. Unos hermosos y misteriosos extranjeros
han venido a su ciudad con un secreto
oculto que ella desea descubrir.
¿Quiénes son estos chicos tan increíblemente guapos,
y cuál es el secreto que tan celosamente protegen?
¿Por qué Gina siente que todo el misterio ronda en torno a ella?

Una emocionante historia que te atrapará desde el primer momento;
donde la pasión, la persecución y la sed de sangre
te dejarán sin aliento.

Desafío

Gracias a Gaby y a Briana x pasarme el desafío..

Instrucciones:
1. Coge el libro que tengas más cerca
2. Ábrelo por la página 161
3. Busca la 5º frase (completa)
4. Cita la frase en el blog
5. Pásalo a otros cinco blogs

Bueno, el libro q tengo mas cerca, en la Pág.161 tiene como un párrafo gigante. Así que voy a poner solo un pedacito..

"El resplandor de la encendida bóveda iluminaba sus cavidades más ocultas. Sin embargo, durante un atolondrado instante, mi espíritu rehusó a comprender el significado de lo que yo veía. Se abrió camino a la fuerza en mi mente y ardió como una llama en mi conmovida razón. ¡Oh! ¡La voz me falta para expresarme! ¡Qué espanto! ¡Cualquier horror menos aquel...!"

-Cuentos de Horror, El pozo y el Péndulo. -Edgar Allan Poe- (Mi escritor favorito^^)


Desafío a.... Todas las personas q pasen x mi blog... Se ve bien interesante. Besasos!!

04 junio 2009

Ya fui Premiada!!

Hey, que emoción!! Me despego unas horitas de mi portátil para ir a la Uni, y cuando vuelvo me encuentro con dos premios.. Eh.. Que puedo decir; me han dejado sin palabras chicas.. No me queda mas que agradecerles por tomarme en cuenta y celebrar yo misma de que hayan personas siguiendome la historia y que de paso esté gustando^^.. Muxas graciassss!! Besitos, Joha.


PREMIO EDWARD



Bueno, primeramente agradezco a Hanna del blog http://elmundodehanna.blogspot.com/ por compartir este premio conmigo y tomarme en sus consideraciones aunque no nos conozcamos muxo.. Pero bueno, para eso ya habrá tiempo suficiente.. Me gusta muxo la labor que haces en tu blog.. Q Mola^^ Igualmente te digo que siento q se empieza a crear una especie de hermandad entre muchas de nosotras!!

Reglas:
Este premio consiste en, aparte de pasarlo a otros blogs, decir por qué te gusta Twilight, que le dirías a uno de los protagonistas de la saga y por qué le agradeces a la persona que te lo dio...

¿Por qué me gusta Twilight?
Wow, como no gustarme Twilight.. Me encantó ese libro, sin embargo siento q a la peli le faltó mas encanto, pero no está mal.. El libro es espectacular!! Me encanta la forma de escribir de Steph y la manera en como describió esa historia de amor al igual q lo hizo con The Host, es fantástica.. Casi me puedo imaginar q soy yo la q estoy viviendo esas emocionantes aventuras.. Siempre seré una eterna enamorada, jajaja..

Qué le diría a uno de los protagonistas?
Ehm.. Bueno, le diria a Taylor Lautner que me enseñe su nuevo cuerpo.. A que no se puso hot este chico??^^

Este premio lo otorgo a...

fati del blog http://laisladelaumalibro.blogspot.com/
Juvenil Romántica http://www.juvenilromantica.es/
Jade del blog http://littledreams-jeei.blogspot.com/
Alishea del blog http://alisheadreams.blogspot.com/
Briana del blog http://imaginoalgoquenoexiste.blogspot.com/
Laura del blog http://vampireprincess-laura.blogspot.com/
Circulo colmillos http://www.circulocolmillos.blogspot.com/ "Buena labor chicas"


PREMIO VAMPIRE CROWN



Le doy las gracias a Karito del blog http://insouciant-secret.blogspot.com/ por tomarme en consideración y por tomarse el tiempo para leer mi historia. Yo aún no he leído la tuya nena, pero en cuanto tenga un tiempillo, estaré encantada de leerte. Me encanta la iniciativa de personas como tu, como yo, y como otras tantas q se animan a escribir historias q sirven de entretenimiento a las masas y q a su vez las comparten. Buen trabajo, sigue así^^!!

Reglas:
1-Seleccionar 4 Blogs que fomenten este género, bien sea de Forma literaria (información, novela, Fan Fic) o bien hablando de películas & Series.
2-Avisar al Blog elegido para que venga a recoger su premio.
3-Poner un enlace de los Blogs elegidos y a ser posible, razón constructiva de por que en tu opinión son merecedores del premio.

Le otorgo la corona a...

MK del blog http://sientateyleeunpoco.blogspot.com/ te doy este premio amiga porque has escrito una historia q me ha gustado muchisimo y ya muero por saber de q viene todo el misterio q hay en ella. Y pues me divierto un mundo hablando contigo por msn.. Besos Red!! Recomiendo muxo su libro "Redención".

Elizabeth Rose del blog http://purplerose1.blogspot.com/ Me encanta tu blog Eli; continua con la labor q has venido haciendo, q yo seguiré cada paso q des. Tu blog es increíble, y el trabajo en el foro es súper divertido^^.

Felipoween del blog http://felipoween-paseatepormiblog.blogspot.com/ Wowww, a este chico definitivamente le gustan los vampiros, y a mi tambien!! Es el blog q mas me gusta, excelente trabajo chico!!

Dana del blog http://shadowsidebydana.blogspot.com/ Gracias querida Dana por compartir esos maravillosos libros con tu público. Soy asidua a tu blog.

CAW del blog http://demonio-o-angel.blogspot.com/ Tu historia de "Sueños Rotos" me encanta, me tiene atrapada. Sigue así Chris.. Lo haces fenomenal!!

P.D.: Espero q todos reciban sus premios con gusto como lo he hecho yo.. Kisses Babies!!!

02 junio 2009

Capítulo 2: Miradas y roces

A pesar de todo lo sucedido ayer, había dormido bien. Me levanté muy temprano eso sí; y quise pensar en cómo iba a lidiar hoy con toda mi locura, pero lo primero que se me vino a la mente fue la imagen de esos dos chicos. No sé si me estaba obsesionando con ellos, o me estaba volviendo un poco paranoica. No sé por qué ya empezaba a molestarme tanto todo el asunto, pero la verdad es que por alguna extraña razón no podía sacarlos de mi mente. ¡Dios! Era tan molesto todo esto, digo, apenas los había visto ayer por primera vez y ni siquiera los conocía; lo cierto es que no quería caer en el mismo juego de Brit. No quise darle muchas vueltas al asunto; simplemente lo dejaría al viento.

Después de llegar de clases ayer, me quedé esperando la llamada de Brittany, pero esta nunca llegó y yo no quise parecer desesperada por obtener información. En vez de eso me había puesto a limpiar un poco la casa para despejar un poco la mente. Era una casita pequeña y modesta, solo dos habitaciones y dos baños en la planta alta, y en el piso inferior, una pequeña salita con esos muebles viejos y desvencijados, una cocina microscópica y un bañito para visitas. Vivía sola con mi abuelo Martin; así lo había decidido al venirme aquí a Richmond, después de que mis padres se divorciaran. Me había sentido muy perturbada con todo ese proceso de separación, ya que fueron largos y duros años para mí; de oír a mis padres pelear cada cinco minutos por cualquier tontería, gritarse como si estuvieran en un campo de batalla y yo en medio de todo el desastre. Agradecí mucho en ese momento por ser hija única, ya que de haber tenido hermanos los habría traído aquí a Virginia conmigo, a mi lado.

Mi madre Katherine, como solía llamarla, había insistido en que me quedara a vivir junto a ella en Los Ángeles; pero vivir con mi madre era realmente imposible. A pesar de que L.A. era el lugar más perfecto donde había vivido jamás, nunca consideré en quedarme allá con mamá. Katherine era una mujer de mediana edad, muy parecida a mí por cierto; de contextura delgada, igual que yo, con el mismo tono de cabello e inclusive éramos del mismo tamaño, solo que mi madre era muy pecosa y su rostro estaba lleno de marcas de la edad. Al verla directamente a los ojos, podías darte cuenta de que no era tan joven como ella quería aparentar. Siempre tenía una expresión amarga y sombría en su rostro y raras veces le dedicaba una sonrisa a alguien. Realmente nunca supe qué había llevado a Katherine a ser tan dura consigo misma y con su entorno, pero jamás me detuve a considerarlo. No me importaba saber la clase de problemas que había tenido a lo largo de su vida, porque a pesar de ser mi madre, la persona que me había traído al mundo, yo le guardaba un profundo resentimiento, a los dos; también a mi padre.

Sin embargo Martin era muy diferente a su hija. Era muy dócil y calmado, lo que hacía que fuera bastante placentero vivir con él. Ya estaba viejo supongo y cansado de todos los años que estuvo dedicado al trabajo y al ajetreo que este conlleva. Ahora Martin estaba jubilado a sus sesenta y tantos años y solo resultaba ser un poco maniaco, supongo que producto de la vejez.

Ya me había duchado esta mañana al levantarme, así que tomé mi uniforme escolar y me vestí rápidamente. Me acerqué al espejo de cuerpo entero que estaba en la esquina de la habitación para echarle un vistazo a mi imagen de hoy. Me veía espantosa. Tenía el cabello hecho una maraña, así que busqué el cepillo y comencé a cepillarlo compulsivamente mientras recorría con la vista mi reflejo. Pensé en que nunca antes había usado un uniforme escolar en mi vida antes de venir a aquí (siempre había estudiado en colegios públicos), y creo que aún no me acostumbraba a usarlo. Pero ahora que estaba en el instituto privado Sullins College, me veía obligada a ponerme este odioso uniforme. Lo odiaba, de verdad. Aunque solo consistía en una simple falda plisada gris, un blazer azul marino, y una camisa blanca con corbata azul a rayas en algún otro tono de azul más claro; la falda y los colores no favorecían en nada a mi piel, me hacían parecer paliducha. Como si padeciera anemia; y la verdad es que yo me sentía bastante saludable.

Bajé las escaleras volando para tomar el desayuno, ya que me había espabilado, y me topé con Martin al final de la escalera. Traía un disco de acetato entre sus manos y lo limpiaba con afán. Cuando se percató de mi presencia solo me dedicó una tímida sonrisa; creo que a veces se avergonzaba de que lo sorprendiera siendo un poco maniático.

-¡Buenos días Martin!- saludé. Lo llamaba por su nombre, igual que lo hacía con todos los miembros de mi familia -¿Ya tomaste algo de desayuno?

-Solo tomé un poco de café Georgi-hice una mueca-, no me apetece comer nada aún. Solo estoy limpiando estos viejos discos, ya sabes cariño, cosas mías-dijo en tono dulce. Solo Martin me llamaba Georgi; nunca me había gustado, aunque a eso si empezaba a acostumbrarme. Hubiese preferido que me llamara como lo hacían mis padres y el resto de mis amigos, Gina; pero Georgi, definitivamente era algo con lo que podía lidiar.

-Vale-dije, y entré a la cocina. No tardé mucho en prepararme unos huevos revueltos con tocino que acompañé con un bagel; lo devoré con gusto. Había amanecido hambrienta. Tomé unos sorbitos de zumo de naranja, y con un gesto de mano me despedí de mi querido abuelo. Ninguno de los dos éramos de hablar mucho el uno con el otro; pero así convivíamos bien. Cogí mi mochila y eché a andar hacia la parada de buses, en dirección al instituto.

En el recorrido desde mi casa al instituto Sullins College, que por cierto tardaba unos veinte minutos debido al tráfico y todo el asunto, no pude evitar caer de nuevo en esos absurdos pensamientos. ¡Vaya, válgame Dios! Que capacidad que tenía yo para pensar tonterías, pero no podía evitarlo. Me sentí frustrada y tonta. Yo no solía ser tan estúpida, y menos cuando se trataba de chicos. Yo tenía tacto, sí; a pesar de no haber tenido nada serio con algún chico de acá, nunca he sido tímida para tratar con el sexo masculino. Pero como dije antes, no podía evitar mis pensamientos y la emoción que sentía al caer en cuenta de que probablemente hoy los vería de nuevo.

Llegué al instituto por fin, y hoy si no había llegado temprano, más bien llegaba justo a tiempo para entrar a clases. Apresuré el paso tanto como pude hasta llegar al salón y cuando abrí la puerta, casi me desmayo de la impresión.

-Siento llegar tarde-le dije a la señora Chambers con un hilito de voz.

-No te apures Georgina, llegas justo a tiempo-. Dijo ella en tono muy serio. Aunque noté que estaba de buen humor, no le presté atención. No entendía lo que estaba sucediendo; pero en aquel momento no lograba quitarle la mirada de encima al chico de cabellos color azabache. Él no me miraba, en absoluto; y sin embargo ahí estaba yo sin despegar mis ojos de su silueta, asombrada. Me sorprendí al descubrirme a mí misma mirándolo con descaro; ya no sentía vergüenza al hacerlo. Miré a Brittany como exigiéndole una explicación con la mirada, pero ella solo me devolvió una aún más confusa. ¿Qué rayos hacía Alexandr Ivanov sentado con Brittany? ¡Y en mi puesto! Ja. Ahora sí que estaba confundida. Busqué hacia el fondo del salón y ahí estaba el otro, ocupando una mesa con un único asiento disponible que suponía era para mí.

La Sra. Chambers se dirigió a mí nuevamente. –Georgina, le pedí gentilmente a la señorita Sanders que fuera compañera de laboratorio del Sr. Ivanov, y ella ha estado encantada de hacerlo-. “Traidora” pensé. -A ti no tengo que pedírtelo ya que te toca hacer pareja con Nikolái. Lo que si voy a pedirte, al igual que a Brittany, es que seas lo mas cooperativa posible con el Sr. Kozlov. Ustedes dos chicas, son un ejemplo para este instituto; y como ejemplo, las delego a que hagan de guías para sus nuevos compañeros. Quiero que les muestren las instalaciones del instituto, les hablen sobre las alternativas que tienen para tomar sus actividades extra académicas y lo relativo a las costumbres para las festividades. ¿Le parece bien, Srta. Regis?-. Sentí nauseas. ¿Qué podía decirle a la Sra. C? ¿Acaso tenía otra alternativa? No podía negarme, obviamente. Solo asentí. Me hizo una seña con la mano para que fuera a sentarme en mi nuevo puesto con mi nuevo compañero. “Y yo creyendo que mi día hoy iba a ser mejor” pensé. ¡Vaya!, ya nada podía ser peor que esto.

Caminé por el interminable pasillo arrastrando los pasos, como quien va a la horca a encontrarse con su muerte. La verdad es que si me hubiese tocado ser compañera del otro me habría sentido igual que ahora, pero siempre con Nikolái sería distinto. Él me inspiraba cierto temor. Algo dentro de mí me decía que tendría que irme con cuidado con este chico.

Llegué a su lado y me esperaba con una sonrisa de bienvenida, burlona, como lo había hecho ayer. Descorrió la silla elegantemente, invitándome a tomar asiento, y no me quitó los ojos de encima en ningún momento. Me sentí invadida, intimidada. La sonrisa seguía allí, como tallada en un liso y perfecto mármol. Me senté. Puse mi bolso sobre la mesa, tratando de actuar lo más natural posible, y saqué mi ejemplar de Biología intentando pasar su presencia por alto. La Sra. Chambers comenzó la clase en algún momento, pero yo seguía sin prestarle la más mínima atención a la vieja; todo lo que realmente me preocupaba estaba sentado a mi lado, inclinándose ligeramente hacia mí.

– ¿Me evitas, Georgina?-dijo con esa voz profunda, coqueta, divertida. Creo que él lo sabía y gozaba con mi sufrimiento. Voltee a verlo y le dediqué una sonrisa. Había decidido que si él iba a intentar jugar conmigo, yo iba a hacer lo mismo con él. Iba a pretender que en realidad no me importaba que su actitud me asustara un poco, aunque si me fijaba bien, todos los vellos de mis brazos y la nuca estaban totalmente erizados. ¿Se habría dado cuenta él de eso; y por ese motivo había hecho aquella pregunta?

–Para nada- dije fingiendo despreocupación. Arqueó ambas cejas con la misma expresión divertida, y su sonrisa se hizo aún más amplia. Yo le causaba alguna clase de gracia a este chico. –Me gustan las chicas con tu determinación y tu temple ¿Sabes?, me resultan fascinantes, encantadoras…-Esta última palabra la pronunció estando a tan solo unos centímetros de mí rostro, y sentí su gélido aliento rozar mi pómulo izquierdo. “Ayyyyy”, yo gritaba en mi interior. Por qué me pasaba esto a miiiiii. Estaba muy tensa, y sabia que probablemente esto sería la sentencia que me condenaría de por vida. Algo en esta escena me hacía sentir como si los papeles estuvieran invertidos. Yo era la chica nueva y el estaba acosándome; ¡Que absurdo!

Su carcajada interrumpió mi lucha interna, se burlaba de mí, lo sabía. De alguna manera creía que él conocía mis pensamientos, o por lo menos lo intuía. ¿Tan obvia era? No quise verlo a la cara pero alguien al otro lado del salón carraspeó fuertemente. Levanté tímidamente la vista hacia el frente, con miedo a lo que pudiera observar; no hacia Nikolái, sino hacia Alexandr.

Me estaba mirando, y obviamente había sido él quien se había aclarado la garganta. Por segunda vez, desde ayer, él me miraba. Con esos ojos azul verdoso tan iguales a los míos… Me sentía atraída por Alexandr Ivanov. Al fin lo había admitido. Lo había visto solo dos veces en mi vida, pero no lo podía evitar; aquel chico realmente me gustaba, me intrigaba, y aún no lo conocía que era lo peor del asunto. No era solo su físico, de eso si estaba segura. A pesar de que él tampoco me conocía, y que no habíamos tenido trato alguno; desde la primera vez que lo vi ayer, algo en mi interior me empujaba a él con unas ganas enormes de aliviar su dolor, su angustia. No sabía a ciencia cierta qué clase de fuerza me hacia querer correr hasta él y protegerlo del mundo, de cualquier cosa que fuera lo que lo tenía sumido en esa profunda tristeza que solo me mostraban sus ojos. Esta vez no se veía triste o angustiado como había estado ayer. Alexandr estaba claramente molesto y no entendía por qué me veía de esa manera. ¿Estaba molesto conmigo? ¡Pero si yo no había hecho nada! Le devolví la mirada inquisitivamente. Si estaba molesto conmigo, como mínimo me merecía una explicación. Algo hizo que perdiera contacto visual con Alexandr; en ese momento, Nikolái dejó caer pesadamente su libro sobre la mesa y me sobresalté. Esta era la gota que había derramado el vaso. Mis nervios estaban a flor de piel y yo no podía seguir en aquel lugar. Estos hombres iban a acabar con mi sano juicio.

Me puse de pie. Recogí el libro que estaba aún cerrado y lo metí en mi bolso. Me dirigí hasta el escritorio de la Sra. C y le dije que no me sentía bien, que seguramente me había indigestado y necesitaba ir a la enfermería. No le agradó para nada la idea de que abandonara la práctica y a mi compañero de laboratorio, pero no protestó. Caminé hacia la puerta y oí a Brittany llamarme-Gina-pero no respondí, ni siquiera voltee. Cerré la puerta tras de mí; necesitaba tomar aire, pensar, distraerme. Por qué me hacían esto. Estaban siendo demasiado crueles conmigo. Ahora que estaba sola y lo pensaba sin presiones, no me importaba en absoluto lo que hiciera Nikolái; no me importaba jugar pesado si el también iba a hacerlo, pero… ¿Qué pasaba con Alexandr? Tenía ganas de preguntarle qué había ocurrido hace un momento, por qué me había visto de esa manera. Que había hecho yo que había molestado a ese chico. No lo sabía y eso me frustraba sobremanera. Ahora yo también estaba molesta.

No tuve más remedio que irme a la enfermería; a pesar de físicamente sentirme bien, no podía quedarme vagando por los alrededores, me suspenderían si me cachaban saltándome de clases. Tuve que fingir sentirme enferma del estómago y la buena samaritana de la enfermera, la Sra. Jenkins, se apiadó de mí, dejándome estar allí hasta que supuestamente me sintiera mejor. La Sra. Jenkins era una señora bastante mayor; con un aspecto de abuelita que me recordaba a mi propia abuela cuando estaba viva. Desafortunadamente mi abuela había fallecido hace unos cinco años de un ataque cardiaco y Martin había tenido que lidiar con eso él solo hasta que mamá, papá y yo habíamos venido desde L.A. en un vuelo que duró aproximadamente unas siete horas. Martin estaba realmente triste cuando lo vi en aquel momento, y yo lo entendía. La abuela había sido una persona tan dulce y bondadosa en vida, que al irse de este mundo todos sentimos mucho esa terrible pérdida. Sobre todo Martin; había quedado devastado. Sé que él se sintió muy feliz cuando lo llamé un día para comunicarle que me venía a vivir con él y comprendí que no debía ser fácil para un anciano vivir completamente solo. Al principio esa fue la excusa que les di a mis padres cuando decidí venirme, porque no soportaba vivir con ellos. Pero no me arrepiento de mi decisión porque yo adoro a Martin; quizá no soy muy expresiva con él, pero lo quiero, y me gusta mucho vivir con él.

La Sra. Jenkins me soltó para la hora del almuerzo; me recomendó que comiera algo ligero para que no tuviera que volver allá. Descubrí que solo me había saltado las clases de Historia y de Algebra -“casi nada” pensé-. Me entró remordimiento de pensar que había faltado a clases por una soberana estupidez, pero ya estaba hecho.

Me fui al comedor a ver si veía a mis amigos, y efectivamente ahí estaban. Brittany, Priscilla, Ashley y Amber se encontraban sentadas en la misma mesa donde siempre nos sentábamos, la grande del centro. Junto a ellas estaban Mathew, por supuesto, que a pesar de no andar con Brit, aún se sentaba con nosotros a la hora del almuerzo; Chase, Jason y Henry. Todos jugadores del equipo de Soccer y del grupillo de los populares rompecorazones. A excepción de Chase, que era pareja de Amber. Brittany me agitó una mano entusiasmada cuando me vio pisar el comedor. Le dediqué una sonrisa forzada, pero antes de acercarme, peiné con los ojos todo el lugar. No había rastro de los otros.

Me acerqué a la mesa donde se hallaban los chicos ya sentados; las personas con las que siempre me reunía. Brittany estaba sonriente y todos los demás me saludaron fugazmente, dado que estaban muy ocupados, imagino que desde hace buen rato, discutiendo sobre sus planes de práctica tanto de soccer como de porrismo. Brit le dio unas palmaditas a una silla vacía que había a su lado. Me senté y dejé caer la mochila en el piso. –Oye, ¿Te encuentras bien?- dijo en tono preocupado. –Sí-respondí sin ánimos-creo que los huevos con tocino que comí esta mañana no me cayeron muy bien- ambas reímos.

-Disculpa lo de esta mañana Gina, pero no podía decirle que no a la vieja Chambers. ¿Qué excusa pudiera haberle dado?-Me hablaba como si estuviera arrepentida por haber hecho algo malo. Ella continúo hablando. -Si te sirve de consuelo, me gustabas mas como compañera de laboratorio; ese chico es un pesado. Te digo que estuve toda la hora tratando de hacerle charla, y ¡Dios!, que difícil que me ha resultado. Traté de ser amable, lo juro. Y ya sé que está guapísimo y todo pero es como hablar con una pared de hielo; me ignoró completamente-. Matthew estaba repentinamente interesado en nuestra conversación. Miraba intrigado a Brittany, como si le importara saber de verdad la opinión de mi amiga respecto a este chico. Brit continuó contándome. –Dígame cuando muy amablemente le ofrecí sentarse con nosotros en el almuerzo a él y a su primo, para que se integraran con el grupo. Él ni siquiera me oyó; estaba muy distraído mirando hacia atrás donde estaban sentados tu y Nikolái. Pero no te digo que es raro ese chico-. Iba a matar a Brittany.

–Me estás diciendo que tú los invitaste a sentarse con nosotros en el almuerzo, ¿Qué quiere decir eso, que pueden venir en cualquier momento; justo ahora?-estaba histérica.

–Lo dudo-contestó ella-me dijo que iba a reunirse con su hermana durante esa hora porque tenían cosas que hacer-.

-Brittany, ¿No entiendes que esa invitación continúa abierta, que ellos pueden venir y sentarse con nosotros cualquier otro día?-ahora sí que estaba en serios problemas. De pronto Matthew, que estaba de chismoso oyendo lo que no era de su incumbencia, interrumpió nuestra conversación. – ¿Tienes algún problema con eso? Porque yo no veo ninguno. Más bien, estoy algo ansioso por conocerlos-dijo de manera irónica.

Claro, ¡ellos no lo entendían! –No, olvídenlo-les dije dándome por vencida. Era obvio que ellos también sintieran curiosidad. Entonces me acordé de algo. –Hey Brit, dijiste que Alexandr dijo algo sobre reunirse con su hermana ¿No?-Brittany asintió. -¿Ella está aquí? Me refiero, ¿Ya la has visto?- Pregunté de forma curiosa. Jason, que creí que estaba ocupado con otros asuntos fue quien me respondió-No, aún no la hemos visto, pero ya nos morimos por ver a ese bomboncito-dijo estallando en carcajadas y Matt lo acompañó. Todos en el comedor voltearon a verlos, a pesar de que ya hacía bastante ruido en ese lugar. Cambiamos el tema rápidamente, pues las chicas habían puesto caras largas con el comentario de Jason, incluso Brit, ya que Inessa era el motivo de sus angustias. Lo que si me comentó por lo bajo fue que ayer no pudo llamarme porque había tenido un compromiso familiar, pero que igual no había averiguado nada que ya no supiera; y que las hormonas en el instituto estabas bastante alborotadas debido a la presencia de los tres rusos.

Yo me preguntaba que estarían haciendo Alexandr e Inessa en aquel momento, qué serían esas cosas que tenían que hacer juntos. ¿Y Nikolái?

Terminamos el almuerzo, durante el cual solo me comí un sándwich, y me fui a mi clase de español junto a Amber que veía la asignatura conmigo. Hablamos muy poco, pero básicamente fue de lo mismo. Me comentó que a pesar de estar muy enamorada de Chase, a ella también le habían movido el piso los chicos nuevos. ¿Es que no había más tema de conversación? Solo me aferraba a la idea de que con el paso de los días, o semanas, todo este alboroto iba a pasar. Tenía que pasar; o me iba a volver loca.

Después de la clase de español me tocaba ir a Educación física, así que me fui a los vestidores a cambiarme la falda y el blazer por unos shorts, que tampoco me gustaban por razones que están demás nombrar, y una sudadera. Escuché a varias chicas hablando del tema de moda en el Sullins College, pero ya estaba enferma de escuchar la misma historia una y otra vez y oír los mismos comentarios. Emprendí mi camino hacia el gimnasio, y llegaba justo a tiempo. Ya estaban calentando para el Volley, lanzándose el balón de un lado a otro.

El entrenador Hitch me dijo que comenzara con mi calentamiento muscular pero vaguee un poco antes de hacerlo realmente, luego si decidí ponerme seria y hacer el calentamiento; en eso estaba cuando una voz femenina me sorprendió por la espalda. -¿Llego tarde?-preguntó con un tono de voz como si intentara seducir a alguien. Di media vuelta para encontrarme de frente con lo que era, probablemente, la chica más hermosa que hubiese visto en toda mi fugaz vida. Ahora si creía que la vida de Brit iba a ser miserable.

–No realmente- le dije en repuesta.

-Hola, soy Inessa, Inessa Ivanova-dijo de manera muy protocolar .“¿Ivanova? ¿Es que acaso su apellido no era Ivanov, como el de su hermano?” Pensé un poco confundida. Se reía. Era muy graciosa, pero no graciosa de chistosa, no. Toda ella estaba llena de gracia. La verdad es que yo no sabía mucho de modelos o de farándula, pero ella debía ser muy famosa en su trabajo porque realmente brillaba como una estrella con luz propia. Era encantadora. –Debes estarte preguntando de que va mi apellido-dijo encantadoramente, como un cebo que busca seducir a una presa-En Rusia las reglas de los nombres son distintas a como son por acá-explicó-. El apellido adquirido de mi padre es Ivanov, pero a las mujeres se les adopta la terminación del apellido con la letra A para definir que se trata de una dama-. Estaba en shock con esta mujer; hasta yo me sentía miserable ante imponente belleza. Es que no solo era bella, se veía una mujer muy sofisticada, elegante y además era súper sociable, a diferencia de su hermano. ¿O el mundo del modelaje hacía maravillas con las mujeres; o está particularmente era de otro planeta? Me tendió una mano. —Todavía no me has dicho cómo te llamas linda-dijo finalmente. “cierto” pensé. Qué vergüenza..! ella tratando de ser amable conmigo y yo siendo tan maleducada. Pero había quedado igual de perpleja que cuando vi a Alexandr y a Nikolái por primera vez, o quizá más, porque ella hablaba conmigo, no como Nikolái que me acosaba y no definitivamente como su hermano que no se había dirigido a mí ni una sola vez.

–Ah, disculpa mi torpeza; mi nombre es Georgina Regis-“y me gusta tu hermano” pensé mientras estrechaba su mano. Ella ensanchó una sonrisa. -Lo sé- dijo finalmente. ¿Qué sabia ella realmente, que me gustaba Alexandr o como me llamaba yo?

Fruncí el ceño a su tacto. Era frio, muy frio la verdad; sobre todo para estar donde nos encontrábamos en aquel momento. Estábamos en un Gimnasio, donde se practicaban deportes y la gente generalmente suda y tiene calor, y todas esas cosas; pero ella tenía las manos como si estuviera empuñando una bola de nieve entre ellas. Aunque realmente no le di importancia, ¡de verdad, no me importaba!, ella retiró su mano de la mía delicadamente y ahora me sonreía de manera triste. ¿Por qué había cambiado su semblante?

-Me gustaría que llegáramos a ser amigas Georgina, se ve que eres una buena chica. Vas a la misma clase que Alex y Niko, ¿no?-. No tuve oportunidad de responder; en ese momento el entrenador Hitch soplaba fuertemente su silbato para indicarnos a todos que el partido estaba por comenzar. ¿Amigas; Inessa Ivanova y yo, siendo amigas? Por qué no, esta chica comenzaba a caerme muy bien. Le dediqué una última sonrisa y ambas nos fuimos a reunir con el resto del equipo de Volley.